Así te ayuda un análisis forense informático a resolver un "cibercrimen"

Análisis forense informático ciberseguridad

¿Crees que estás protegido de las amenazas cibernéticas cuando navegas por internet o cuando usas tus aparatos electrónicos? En el mundo digital en el que nos encontramos, cada vez hay más dispositivos conectados y mejores opciones de comunicación al alcance de nuestra mano. Pero, a medida que proliferan los avances tecnológicos, también surgen nuevas formas de que seamos atacados.

Y, de todas las medidas que existen hoy en día en el campo de la ciberseguridad, el análisis forense informático se ha posicionado como una de las soluciones más eficaces para resolver los delitos cibernéticos que, según los últimos estudios publicados, siguen en aumento.

Así, un informe publicado en Cybersecurity Ventures, alerta que durante el 2023 hubo un ataque informático cada 39 segundos (2.200 al día), mientras que en el 2022, este tipo de delito se producía cada 44 segundos. Este incremento de los ciberataques es una de las principales preocupaciones de las empresas y, también, de los profesionales del sector, que tienen que enfrentarse a amenazas cada vez más sofisticadas.

Los avances de la inteligencia artificial también han posibilitado que los ciberdelincuentes consigan perfeccionar sus técnicas simulando la voz de conocidos, mediante el ‘vishing’ o elaborando nuevos ataques a través de SMS y WhatsApp. Pero, los expertos en ciberseguridad no están de brazos cruzados y han encontrado en el análisis forense digital un gran aliado.

Qué es un análisis forense informático en ciberseguridad

La informática forense es una doctrina que se encarga de la identificación, preservación, recuperación y análisis de datos digitales en dispositivos informáticos como ordenadores, smartphones, discos duros, memorias USB y, también, en la red y en los entornos en la nube.

Al igual que ocurre en el ámbito policial cuando hay un homicidio y el médico forense averigua las causas de la muerte, el objetivo del experto en análisis forense digital es encontrar pruebas o evidencias que puedan ser utilizadas en la investigación de delitos informáticos como ataques de ‘malware’ o ‘ransonware’, robos de datos o fraudes.

La ciberseguridad y el análisis forense informático son dos disciplinas que trabajan de forma conjunta para proteger a las organizaciones y a los usuarios de las amenazas en la red. Y, mientras la primera se encarga de prevenir los ataques y proteger los sistemas informáticos, el segundo se ocupa de investigar los incidentes que han logrado vulnerar la seguridad y determinar qué ha sucedido, quién es el responsable y cómo se ha producido ese delito.

La importancia de contar expertos en analítica forense digital

Para conseguir esclarecer un suceso en el campo de la ciberseguridad, es necesaria la figura de expertos en análisis forense informático. Estos profesionales saben qué medios utilizar y qué estrategias seguir para investigar y encontrar una evidencia digital que de pistas sobre ese ataque y, así, identificar al infractor.

En función del dispositivo o sistema afectado, estos especialistas recurrirán a unas técnicas u otras que les que permitan examinar los datos electrónicos sin alterarlos ni dañarlos. Además, esta tarea hay que realizarla en un entorno controlado y protegido para garantizar la integridad de la información y evitar su contaminación.

Analisis forense digital

Fases de un análisis forense en ciberseguridad

El análisis forense informático sigue un proceso estructurado que consta de distintas etapas interrelacionadas.

  1. Preparación inicial. Estudio de la escena del delito y preservación de las evidencias encontradas para que no sean alteradas.

  2. Adquisición de las evidencias. Se recopila toda la información sensible, como archivos de registro o eventos, y se realiza una copia de seguridad de los datos que van a ser analizados. Si es necesario, también se mantienen las entrevistas necesarias con los responsables de dichos dispositivos o sistemas afectados.

  3. Análisis detallado. Se evalúa de forma exhaustiva toda la información copiada para encontrar pruebas, mediante distintas herramientas y técnicas que ayudan a reconstruir los hechos.

  4. Documentación y registro. Se documentan los hallazgos y los recursos empleados en un informe detallado, que puede ser utilizado como evidencia en procedimientos judiciales o en investigaciones internas de la empresa.

  5. Presentación final. Se entrega el informe definitivo en un lenguaje claro y sencillo, teniendo en cuenta al lector final. Además de las conclusiones de la investigación, también se adjuntan las medidas de corrección o prevención para evitar estos delitos en el futuro.

Cómo ayuda a las empresas la informática forense

Además de determinar la causa del incidente, el alcance de los daños e identificar a los responsables, un análisis forense informático es un valioso recurso para las empresas por los siguientes motivos:

  • Puede recuperar los datos que han sido eliminados o dañados como consecuencia del incidente.
  • Ayuda a proteger la información confidencial que ha sido comprometida.
  • Reduce el tiempo de inactividad de los sistemas informáticos de la compañía al identificar la causa del suceso y las medidas para solucionarlo.
  • Mejora la imagen de la empresa ante sus clientes y proveedores al demostrar que está tomando las medidas necesarias para proteger su información.
  • Ayuda a la compañía a cumplir con las regulaciones que exigen la protección de datos personales.
  • Previene a la entidad de futuros ataques.
amenazas ciberneticas analisis forense

Cómo protegerte de las amenazas cibernéticas

Gracias a estos análisis forenses, los expertos en ciberseguridad pueden desarrollar herramientas que nos ayuden a defendernos de las diferentes amenazas a la hora de utilizar nuestros dispositivos conectados o acceder a nuestros servicios online.

Una de estas soluciones es Latch, una aplicación gratuita que protege a usuarios y empresas de las amenazas cibernéticas detectando y previendo ataques en tiempo real mediante la monitorización del comportamiento del sistema operativo en cuestión y la identificación de patrones anómalos.

Para conseguirlo, Latch se basa en una serie de técnicas de aprendizaje automático que le permiten adaptarse a las nuevas amenazas y mejorar su capacidad de detección en el futuro.