Cómo optimizar la batería del móvil y hacer que dure más

Son las 7 de la tarde. Coges tu teléfono para contestar un Whatsapp y de repente te entra un sudor frío: aún te faltan 2 horas para llegar a casa y te queda menos de un 15% de batería. ¿A quién no le ha pasado nunca? Aunque estas situaciones son cada vez menos comunes, te vamos a contar unos cuantos trucos para que ese bien tan preciado, la batería de tu móvil, no te deje tirado en el momento menos oportuno.

En los últimos años hemos visto cómo la capacidad de las baterías de los smartphones ha crecido sin parar y aunque gracias a la función de carga rápida (estate atento, dentro de muy poco publicaremos un artículo para contártelo todo sobre la carga rápida) tener la batería baja ya no es tan crítico, siempre puede haber situaciones en las que necesitas tener un extra de duración. Esto es lo que puedes hacer:

Optimiza la pantalla para que consuma menos energía

La pantalla es uno de los elementos que más energía consume en un móvil. Activa la función de brillo automático de tu móvil y ajústalo a un nivel que te resulte cómodo. El sistema se encargará de regularla por ti para que esté en un nivel óptimo en cualquier situación.

Si tienes un móvil con pantalla OLED o AMOLED, los wallpapers negros y los temas oscuros son tus amigos. ¿Por qué? Porque en este tipo de pantallas, cuando están mostrando colores negros, no consumen energía porque los píxeles están apagados.

Cuida tu batería: cárgala de la mejor forma posible

El efecto memoria de las baterías, ese enemigo que durante muchos años estuvo acechando nuestros móviles, ya es historia afortunadamente, pero es cierto que, si tenemos en cuenta algunas cosas a la hora de cargar nuestra batería, llegará en mejores condiciones a su mayoría de edad.

La carga rápida ha supuesto una revolución en la industria para cuando tenemos una urgencia, pero si no tienes prisa no la utilices. Una carga más lenta protege el rendimiento de la batería a largo plazo. Los cargadores inalámbricos son una opción perfecta para este cometido, ya que su velocidad de carga es menor que los de cable. Aunque no podrás usarlo ni moverlo durante el tiempo de recarga, resultará más cómodo, pues no tendrás que conectar tu móvil a cables, sino sencillamente apoyarlo en la superficie de carga. El cargador inalámbrico de 10W de Celly® es cómodo y rápido. Además, tiene un LED de carga en el cual puedes visualizar su correcta función de carga.

Pero si estas con prisa y necesitas cargar tu smatphone rapidamente, en tu.com puedes encontrar el cargador Celly Cargador Red Turbo 4USB que puede cargar 4 móviles de forma simultánea. Por supuesto, es importante que te asegures que tanto tu software como hardware sean compatibles con este tipo de carga.

No dejes que se agote del todo. Aún podemos arrastrar esta costumbre de antaño, pero con las baterías de litio no es recomendable, carga tu batería regularmente y no cuando te acerques a ese peligroso 10%.

Intenta no jugar o ver videos mientras cargas tu teléfono. El calor es uno de los principales enemigos de la batería, con lo cual no es buena idea unir el calor generado por la carga de la batería al calor generado cuando realizamos actividades de alto rendimiento en el teléfono.

El modo ahorro de energía

Desde hace unos años, Android incorpora un modo de ahorro de energía nativo que muchos fabricantes customizan para añadirle aún más funciones. Apple también dispone de un modo de bajo consumo similar.

Por ejemplo: el modo “optimizado” de los teléfonos Samsung suele ser más que suficiente, pero si un día piensas que vas a necesitar ese extra, puedes utilizar niveles más altos de ahorro de batería. Ten en cuenta que los modos de ahorro de energía más agresivos pueden limitar la actividad en segundo plano de tus aplicaciones y podrías no recibir ciertas notificaciones. Revisa la configuración de ahorro de energía de tu móvil y elige la que más se adapte a tu estilo de uso.

Revisa tus aplicaciones

Dentro del menú de ajustes de Android, encontrarás un apartado con las estadísticas de la batería, donde puedes ver qué aplicaciones están consumiendo más energía y desde donde podemos ponerlas en reposo. Muchas veces te sorprenderás al ver allí aplicaciones que apenas usas, que instalaste una vez hace mucho tiempo, pero sin embargo siguen consumiendo energía. Optimiza el número de aplicaciones que tienes instaladas en tu smarphone y activa la opción de poner en reposo aplicaciones que no abres.

Muchas aplicaciones necesitan usar nuestro GPS para localizarnos, pero para la gran mayoría no necesitamos que este permiso se esté ejecutando en segundo plano, así que elige la opción “Solo cuando la aplicación esté en uso” cuando te pida el permiso de localización. Aparte de proteger tu privacidad, esto te ayudará a mantener tu batería.

Pon el móvil en silencio

En tu.com tenemos lo último en Smartwatches y Smartbands. Si eres poseedor de uno de estos accesorios que ya te avisan de las notificaciones y llamadas, no necesitas que tu móvil suene o vibre cada vez que te envían un mensaje.

El modo silencio o No Molestar también ayudará a que tu batería no se agote tan pronto.

¡Aprovecha estos consejos para no quedarte sin batería!