Nuevos formatos móviles. Reinventamos la manera en la que usamos el teléfono

Hoy vamos a hablar de algunos de los teléfonos más diferenciales en el mercado, pero desde una óptica distinta. No vamos a hacer un análisis por sus características técnicas ni de sus prestaciones, no vamos a detenernos en su precio, del que solo podemos decir que en la mayoría de los casos es elevado. Vamos más bien a centrarnos en su usabilidad. Estamos hablando de teléfonos que, por supuesto, destacan por sus características técnicas - como no, en esa gama de precios - pero sobre todo ofrecen una propuesta de uso realmente diferencial. Estamos hablando del Samsung Galaxy Z Fold 2, LG Wing, Galaxy Z Flip y el LG G8X con doble pantalla.

 

Samsung Z Fold 2

Empezamos por el Z Fold 2. Tuvimos la oportunidad de usarlo como teléfono principal. Nos encontramos con ciertas funciones para las que la experiencia que ofrece es inmejorable, pero también conlleva ciertas concesiones en otros aspectos, como el tamaño del equipo o la facilidad para su manejo.
Es una delicia ver contenido en su pantalla de 7,6” y comprobar que podemos llevarlo con nosotros con relativa facilidad. La lectura de documentos, o el visionado de películas, imágenes y páginas web está en otra liga comparando con cualquier otro dispositivo que hayamos usado, inclusive otros de la misma marca. La pantalla exterior mejora también su usabilidad con funcionalidades añadidas, y los distintos ángulos en los que el equipo puede colocarse para funciones como videollamadas también suman a la experiencia, pero es la pantalla plegable interna la que realmente hace que este equipo valga la pena.
Consideramos que este es el teléfono ideal para consumir contenido en gran formato, manteniendo un nivel de portabilidad mayor al que pueda conseguirse con una tableta de dimensiones similares. El precio a pagar por esta usabilidad es que las dimensiones de este equipo, aun plegado, lo hacen muy voluminoso y no se trata de un formato idóneo para todo el mundo.
 

LG Wing

El siguiente equipo del que vamos a hablar, el LG Wing, es sin duda uno de los móviles más diferentes que hemos visto en mucho tiempo. Nos recuerda a aquellos teléfonos previos a los smartphones, con diseños que adoptaban formas caprichosas. La diferencia en este caso es que su peculiar formato obedece a una razón de funcionalidad.
Este es el primer smartphone que vemos con una doble pantalla giratoria. A primera vista parece un móvil convencional, pero al empujar la pantalla desde el lateral, esta gira sobre sí misma, revelando una pantalla secundaria más pequeña que queda debajo y que podremos usar por ejemplo, para seguir viendo Youtube mientras navegamos por otras aplicaciones o como mando táctil para no interferir con tus videojuegos. Es decir, las dos pantallas quedan en forma de ‘T’ lo que nos ofrecen soluciones muy novedosas para gestionar la multitarea y la ergonomía.
Pero donde realmente encontramos utilidad para esta segunda pantalla y este móvil en general es cuando lo usamos como cámara de video. La pantalla apaisada y la posibilidad de sujetarlo verticalmente, unido a un muy completo cuadro de grabación y un sistema de estabilización con sistema gimball completamente funcional, hacen de este equipo la opción más adecuada para aquellos usuarios que se toman en serio la grabación de video.
 

Samsung Galaxy Z Flip

Este dispositivo utiliza una pantalla plegable que permite recuperar el formato concha tan popular en los equipos de antaño. Samsung consigue así un equipo que destaca por su diseño y portabilidad. A la vez, aprovecha la posibilidad de detener la bisagra en distintas posiciones para poder colocar el propio equipo como stand y mantener videoconferencias. Tambien es posible desplegar dos aplicaciones a la vez, una en cada mitad simultáneamente. Lo más sorprendente es la capacidad de Samsung para lograr un equipo con pantalla de 6,7" que podemos plegar cómodamente para guardar en el bolsillo y a la vez contar con un teléfono con un diseño que realmente destaca entre la multitud. Una gran pantalla en un espacio reducido es algo que se agradece en la era de las pantallas de grandes dimensiones.

Por su versatilidad, este dispositivo es parte también de nuestro catálogo, aquí lo encuentras.

LG G8X

Finalmente, con el LG G8X, vamos a tratar de un concepto más que de un teléfono propiamente dicho. Hablamos de la solución de doble pantalla implementada por LG en forma de accesorio. Desde que la marca coreana implementara por primera vez esta solución en el V50, la ha reproducido en repetidas ocasiones con el V60, G8X, Velvet y seguramente la seguiremos viendo en otros equipos por venir. Esta particular aproximación ofrece una pantalla secundaria integrada en una funda que, al encajar el móvil dentro de la misma, integra una segunda pantalla a la experiencia de uso, pudiendo duplicar la pantalla principal, extenderla e invertir la disposición de las mismas. Resulta verdaderamente práctica pues queda al usuario decidir cuando quiere usar este accesorio, con el consiguiente incremento en volumen y peso, y cuando prefiere dejar este voluminoso accesorio en casa. Hay que tener en cuenta que no es un gran panel único como en el caso del Fold pues las pantallas no se integran, más bien dos pantallas idénticas independientes.
 
 Aquí hemos hablado de cuatro equipos que hemos tenido ocasión de probar y nos hemos centrado en los casos de uso que más sentido nos hacen. También hay otros, que todavía no hemos tenido ente manos, y que están empezando a ofrecer distintas aproximaciones al rectángulo tradicional al que estamos acostumbrados. Algunos interesantes por ejemplo son el Microsoft Surface Duo que ofrece la visión de Microsoft para un equipo centrado en la productividad, o el Motorola RAZR que es una reedición con algo de nostalgia de un teléfono que hizo época, en la línea del Galaxy Z Flip
Estamos seguros que el 2021 nos ofrecerá otras soluciones novedosas, que nos permitirán experiencias de uso mejoradas y con implementaciones cada vez más optimizadas por parte de los fabricantes.