cambio climático calentamiento global

La huella de carbono y su impacto

Todos hemos oído hablar del efecto invernadero. Lo producen ciertos gases presentes en la atmósfera y por sí mismo no es malo ya que gracias a él la temperatura en la Tierra la hace habitable. El problema viene cuando los gases aumentan, el efecto invernadero se hace más intenso y se produce el calentamiento global, cuyo impacto en el planeta es cada vez más evidente. Aún estamos a tiempo de revertirlo y te queremos contar cómo juntos podemos ayudar.

El principal gas que produce el efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2). La huella de carbono es el impacto que deja la actividad humana sobre el medio ambiente en la forma de emisiones de este gas, es decir, la marca que origina una persona, un producto, una organización sobre el planeta a consecuencia de sus acciones diarias. Se mide en emisiones de CO2 y otros gases liberados a la atmósfera y se muestran como kilos de CO2 equivalentes (CO2eq).

Cuando hablamos de la huella de carbono de un producto nos referimos a los gases liberados en los procesos de obtención de la materia prima, el transporte a la planta de producción, la fabricación del dispositivo, su empaquetado, transporte y uso. O lo que es lo mismo, el ciclo de vida de un producto. El mayor impacto lo causa la fabricación.

 

¿Cómo puedo reducir la huella de carbono de mi teléfono móvil?

Te ayudamos de varias formas. Por un lado, te mostramos la puntuación Eco Rating que se asigna a los teléfonos móviles teniendo en cuenta los criterios de ciclo de vida que acabamos de contar. Una mayor puntuación indicará una huella de carbono menor.

eco rating dispositivos móviles

Por otra parte, te ofrecemos la posibilidad de ir más allá y compensar la huella de carbono causada por la fabricación de tu smartphone. Al finalizar tu compra, tú solo tienes que elegir en cuál de los proyectos dedicados a contrarrestar las emisiones quieres que contribuyamos.

 

compensar huella de carbono emisiones co2

¿Cómo se hace esto? Muy sencillo, por ejemplo, plantando árboles, que, al realizar el proceso de fotosíntesis capturan CO2 del aire reduciendo el efecto invernadero. Fijan el Carbono y liberan O2. Lo ponemos fácil, ¿verdad? Juntos cuidamos el planeta.