Qué es edge computing: la revolución del procesamiento de datos

Qué es edge computing

Hoy en día estamos rodeados de infinidad de aplicaciones informáticas que necesitan analizar grandes cantidades de información, tomar decisiones y realizar órdenes de ejecución en milisegundos. Estamos en la era del dato.

Y para acercar todas las aplicaciones y los datos a los dispositivos y a sus usuarios surge el edge computing, una tecnología muy ligada al Internet de las Cosas (IOT), que pretende optimizar el procesamiento de todas esas métricas en tiempo real y aumentar, aún más, la velocidad de conexión.

Además, otras tendencias tecnológicas con las que ya vamos estando cada vez más acostumbrados como la eficiencia energética, la inteligencia artificial, la ciberseguridad, las redes 5G o las operaciones en la nube, también están condicionando la forma como interactuamos con los datos y serán clave en la evolución de esta computación en el “borde” (‘edge’ en inglés).

De hecho, la “Guía de Gasto Mundial en Edge” elaborada por IDC, revela que el 75 % de las empresas a nivel mundial planea aumentar su gasto en esta tecnología durante los próximos tres años y prevé superar los 300.000 millones de dólares de inversión en 2026 (un tercio más que en 2023).

Si quieres conocer de forma sencilla qué es edge computing, en qué se diferencia de la computación en la nube y algunos ejemplos de uso de esta tendencia tecnológica innovadora, sigue leyendo.

 

Qué es Edge Computing

El edge computing es un modelo de computación distribuida que procesa los datos en la periferia de la red en lugar de enviarlos a un servidor centralizado, que puede estar a miles de kilómetros de distancia.

En definitiva, consiste en acercar la nube hasta el usuario, hasta el borde mismo de internet. Así, a diferencia de los enfoques tradicionales que dependen de centros de datos remotos, el edge computing utiliza instalaciones de datos más pequeñas y distribuidas (‘micro data centers’ en inglés), que mejoran la eficiencia en el manejo de toda esta información.

La importancia de IoT en el “edge”

El Internet de las Cosas constituye un sistema interconectado por miles de dispositivos y objetos que se encuentran en constante comunicación, tanto entre ellos, como con internet. La proliferación de estos aparatos IoT como bombillas, termostatos, enchufes o asistentes virtuales, entre otros muchos, ha aumentado de forma masiva el volumen de datos que generan, al igual que el número de conexiones a los servidores.

Cada vez que uno de estos dispositivos se conecta a la nube, experimenta un proceso que implica un viaje de información muy significativo. Pero, si se acerca la nube a la fuente donde se crean esos los datos, las posibilidades de mejora son innumerables.

cloud computing vs edge computing

Ventajas de la computación en el borde

Teniendo en cuenta este cambio de paradigma en el procesamiento de los datos al conectarnos con diversos dispositivos y aplicaciones, estos son los beneficios del edge computing más destacados:

  • Se minimiza el tiempo de respuesta al procesar datos más cerca de su origen, por lo que la latencia es menor. Y si lo combinamos con la tecnología 5G y la fibra óptica, esta velocidad es aún mayor: si el 4G ofrece de media unas latencias de 50 milisegundos, con el 5G es posible bajar hasta 1 milisegundo.

  • Puede procesar ingentes cantidades de datos en tiempo real.

  • Proporciona una mayor seguridad, ya que los datos se procesan localmente, reduciéndose, así, el riesgo de ataques cibernéticos.

  • Minimiza la carga en las redes al enviar solo datos relevantes a la nube, lo que supone una optimización del ancho de banda y un ahorro de costes.

  • Ofrece más autonomía, ya que los dispositivos pueden tomar decisiones sin necesidad de depender de la nube.

Edge computing vs cloud computing

El edge computing es una evolución del cloud computing. SI la computación en la nube utiliza recursos de hardware y software remotos para ofrecer servicios a través de Internet, la informática en el borde lleva el poder de procesamiento directamente al lugar donde se genera la información.

En la siguiente tabla puedes observar las diferencias principales entre el cloud computing y edge computing.

Característica

Edge computing

Cloud computing

Latencia

Baja

Alta

Seguridad

Mayor

Menor

Ancho de banda

Menor

Mayor

Autonomía

Mayor

Menor

Escalabilidad

Menor

Mayor

Coste

Mayor

Menor

 

Soluciones de edge computing actuales

La computación en el borde ya está presente en multitud de sectores transformando la forma en que operan y mejorando la eficiencia y la toma de decisiones. A continuación, te exponemos algunos ejemplos concretos del uso del edge computing actualmente:

procesamiento de datos en edge computing

  • Vehículo autónomo
    Los coches conectados pueden procesar los datos de los sensores y cámaras del vehículo, analizarlos en tiempo real y tomar decisiones instantáneas para garantizar una conducción segura.

  • Educación y realidad aumentada
    Algunos software educativos utilizan la IA para la asistencia virtual personalizada e, incluso, experiencias de realidad aumentada. En estos casos de AR, el procesamiento en el borde proporciona una experiencia más fluida al minimizar la latencia en la entrega de datos visuales.

  • Industria 4.0
    La integración de las tecnologías digitales con las físicas proporciona una fabricación más flexible. Por ejemplo, los sensores en las máquinas monitorizan su estado y predicen posibles fallos, lo que permite realizar un mantenimiento preventivo. Mientras, en las líneas de producción, es posible realizar inspecciones en tiempo real de los productos para garantizar su calidad.

  • Salud
    Esta tecnología contribuye al monitoreo continuo de los pacientes, sirve para analizar imágenes médicas y para realizar diagnósticos a distancia u operaciones con mayor precisión, entre otras gestiones.

 

Ahora que ya sabes qué es el edge computing, ¿quieres seguir al tanto de las últimas innovaciones tecnológicas?

NO TE PIERDAS NUESTROS ARTÍCULOS DEL BLOG